junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

¡IMPOSIBLE OLVIDAR LA GUERRA BACTERIOLÓGICA DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA!

Se cumplieron seis décadas de la denuncia de Fidel

Este 2024 se cumplen seis décadas dl inicio y denuncia por Fidel de la Guerra Bacteriológica contra Cuba. Fidel denuncia públicamente el empleo de armas bacteriológicas y virales contra Cuba por parte del gobierno de los Estados Unidos. Él alertó en esa ocasión sobre ese criminal plan imperialista que, como luego se evidenció, formaba parte de la política estadounidense para desestabilizar nuestro país a través del daño a la población y la economía con la introducción de plagas y enfermedades que podían ocasionar hasta la muerte en personas y animales.

El “Proyecto Cuba” del 18 de enero de 1962, que se mantuvo clasificado durante más de 30 años, contiene las tareas originales de la “Operación Mangosta” dirigida por el Gobierno estadounidense contra nuestro pueblo. Una de ellas señalaba que para el 15 de febrero de ese año la CIA tenía que someter a aprobación un plan para inducir errores en las cosechas alimentarias en la Isla y otra intentaba incapacitar a los trabajadores azucareros durante la zafra utilizando medios químicos.

Era ese solo el comienzo. Un cargamento de azúcar que trasladaba el buque británico S.S. Streatham Hill, fletado por la URSS, fue contaminado cuando hizo escala en San Juan, Puerto Rico, y en los corrales cubanos apareció la enfermedad de Newcastle en las aves de corral, ocasionando cuantiosos daños que repercutieron en la alimentación de las personas y la economía..

Fue entonces en 1964, cuando en zonas rurales de Sancti Spíritus, descendieron objetos brillantes que al chocar con la tierra se disolvieron esparciendo una sustancia gelatinosa que se diluyó en horas. Ante estos hechos el Comandante en Jefe Fidel Castro denunció el probable empleo por los yanquis de la guerra bacteriológica contra nuestro pueblo y alertó a la opinión pública mundial de esos hechos.

Aunque Estados Unidos lo negó entonces hipócritamente, en el actuar de los yanquis hechos posteriores acaecidos en los años subsiguientes, confirmaron las palabras del líder de la Revolución.  Los cubanos somos portadores de la información en la época, cuando en 1968 fue detenido un extranjero que había introducido el virus colletotrichum falcatum para afectar la producción de azúcar.

Por si fuera poco con lo anteriormente explicado, en 1971 se desató el virus de la fiebre porcina africana y hubo que sacrificar medio millón de cerdos. En esta década se volvió a detectar el Newcastle en las aves, la brucelosis en el ganado vacuno; También fue detectada la presencia del carbón  y la roya de la caña, brotó el moho azul del tabaco y durante 1980 resurgió la Fiebre porcina y hubo que sacrificar casi 300 000 cerdos.

A finales del mes de mayo de 1981 se detectó en Cuba, de súbito, una epidemia de dengue hemorrágico que en pocos meses afectó a unas 344 203 personas, en su mayoría niños, y que ocasionó 158 fallecidos. Lamentablemente, de ellos 101 fueron infantes a pesar de los esfuerzos que se hicieron para salvarlos.

El ex agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) William W. Turner y el periodista Warren Hinckle, refieren que Estados Unidos utilizó la guerra biológica en Cuba durante la administración de Nixon.

Los autores alegan que la CIA ha comprometido a Estados Unidos en una guerra secreta, no declarada e ilegal, contra Cuba durante varias décadas. El llamado Proyecto Cuba es el mayor y menos conocido que la CIA opera fuera de los límites legales de sus estatutos, y así lo han afirmado.

El Costo total aproximado ocasionado al país para controlar la enfermedad se contabiliza en $45’ 832,883.00, desglosado de la siguiente forma:

  • Hospitalización: $38 796 316.00
  • Atenciones de emergencia: $1 290 854.00
  • Medicamentos utilizados en pacientes ambulatorios: $1 021 673.00
  • Gastos de la Seguridad Social: $4 724 040.00

Es el terrorismo biológico un engendro de las grandes potencias imperialistas y usado contra muchos pueblos del planeta, ha devenido opción implacable contra Cuba por los gobiernos de Estados Unidos de América, y no ha sido una excluyente contra su propio pueblo en el que ha cobrado un gran número de víctimas; es una de las más cruentas guerras desatadas por el imperialismo norteamericano contra naciones, que como Cuba, se yerguen contra sus políticas subversivas, expansionistas, de guerra económica y de cuarta generación en estos últimos tiempos, y de baja catadura moral, las cuales lo han ubicado como nación, en el umbral del terror, la maldad y la perfidia. Aunque no tienen, y lo han declarado así en los últimos días, una mínima prueba de que Cuba realice o ampare acciones Terroristas, mantiene al país en su espuria y unilateral lista de países patrocinadores del terrorismo solo por mantenerla en una guerra atroz que impide al país salir adelante.

Fidel Castro: EE. UU. Utiliza guerra bacteriológica contra Cuba.


Por S Isidro Rivero Carrasco

Foto: Campaña Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *