enero 31, 2023

Un proceso “circular” para la economía cubana

Mucho se habla de que hemos caído en un círculo vicioso, tendencia muy negativa que no llama al espiral que implica el desarrollo, y sí a una tendencia lineal que por llevar al vacío los desechos, no reproducen los bienes materiales que la sociedad necesita para crecer, ampliarse, diversificarse, crear nuevas fuentes energéticas, productivas, generadoras de bienes materiales, cuidados al entorno y el ambiente, aportando una mejor salud y bienestar para todos.

Ese círculo “no vicioso” y sí imprescindible al que nos referimos es exactamente el que describe en su desarrollo la “economía circular”, que propone un modelo de producción y consumo sostenible en el tiempo y más ecológico; que busca alargar el ciclo de vida de los productos y reutilizar los materiales, por lo cual constituye un paradigma que tiene como objetivo generar prosperidad económica, proteger el medio ambiente y prevenir la contaminación, facilitando así el desarrollo sostenible como se refleja en el esquema que sigue:

Esquema de Economía Circular

Y si de un desarrollo sostenible hablamos, entonces este constituye la forma de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro, para atender sus propias necesidades a partir esencialmente, de la sostenibilidad económica, la cual depende de la sostenibilidad social, y estas a su vez, de la ambiental, contando con una cuarta que es el tiempo, ya que las acciones hacia la sostenibilidad tienen un impacto de corto, mediano y largo plazo, motivos por los cuales están indisolublemente emparentados.

Un ejemplo muy sencillo nos viene a la mente antes de indagar más en las potencialidades de estos procesos: Millones de personas en el planeta, en Cuba y la Isla de la Juventud, han salvado sus vidas y la posibilidad de contraer la covid-19 gracias a la reutilización de los desechos de tela de los hogares y talleres para la elaboración de las mascarillas faciales o nasobucos, que constituyen un primer muro de contención para impedir la transmisión de la enfermedad. Así de sencillo funciona el círculo imprescindible con un relevante resultado de salud y medioambiental.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel, en todos los espacios posibles ha hecho énfasis en la necesidad de hacer realidad práctica en las proyecciones y el quehacer cotidiano los conceptos de integralidad, complementariedad, ciencia e innovación, con los que ha sido posible el enfrentamiento  a la pandemia en el país, y también a otros ámbitos como la producción de alimentos, el trabajo social en las comunidades, y de manera general a toda la economía, pero que aún son insuficientes.

Ya en la reunión del Consejo de Ministros perteneciente al mes de abril del 2022, y el IV Pleno del Comité Central del PCC, y a finales del pasado año en el Consejo Nacional de Ciencia, ha hecho énfasis en que la economía circular se diseña para reusar, utilizar con eficiencia y enfoques adecuados la cadena de producción, transformación de los productos en servicios, en alcanzar el equilibrio necesario en los flujos renovables y controlar las existencias finitas, con una optimización en el uso de los recursos por medio de la rotación, componentes y máxima utilidad, todo lo cual contribuirá a lograr un modelo rentable capaz de reducir, reutilizar y reciclar con un mayor aprovechamiento de los materiales. Los desechos deberán ser reutilizados y convertidos en materias primas y/o nuevas fuentes productivas.

Esquema de Economía Lineal

No todas nuestros proyectos hoy tienen ese enfoque y diseño prospectivo, pero hay algunos que se desarrollan en el país y en la Isla de la Juventud desde hace más de 30 años que cumplen con esos propósitos, como es el ciclo productivo que produce la siembra y cosecha de cítricos y frutales, su producción en la industria y la utilización de sus desechos en la producción de pienso líquido para alimento ganadero, que a su vez provee de alimento a la población y otras producciones industriales, mientras que sus excretas son procesadas para la fertilización de nuevos cultivos y/o la producción de energía.

Otros ejemplos sencillos también demuestran la efectividad de estos tipos de procesos con la utilización de residuales como la marmolina en la producción de pintura, la reutilización de las aguas con los procesos de desalinización que se realizan en Cayo Largo del Sur, y una nueva planta que se monta en el poblado de Cocodrilo. También cuenta la reutilización de los desechos sólidos de plástico por las Industrias locales para la producción de mangueras y piezas utilizables en la plomería y otros ámbitos que impiden estos vayan a comprometer el medio ambiente y/o la transmisión de vectores.

En su intervención en el programa televisivo “Entre Nosotros”, Rafael Ernesto Licea Mojena, Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular  en la Isla, evaluó las potencialidades de este territorio insular para fortalecer la estrategia de desarrollo territorial con los proyectos de desarrollo local diseñados a partir de los principios de la economía circular.

Puso como ejemplo la reconstrucción de cochiqueras colectivas, “la cuales constituyen un ejemplo vivo de la producción de carne de cerdo y materia orgánica para la agricultura. Eso es economía circular, pero tenemos que lograr que en el lugar donde se decida construir las cochiqueras colectivas siempre y cuando cumplan con los estándares de salud establecidos, cerca haya un organopónico, una granja urbana o sub-urbana o alguna hectárea de caballería de tierra de la agricultura a las que puede servir para su fertilización”.

 Son esos procesos circulares diseñados, implementados y ejecutados en los que se tienen en cuenta la protección al ambiente, el aprovechamiento total de los recursos y la sostenibilidad de su utilización en el tiempo sin comprometer el futuro.

Significativo ha sido para la Isla de la Juventud la creación de una especie de polígono energético basado en la utilización progresiva de la energía limpia a partir de la creación de parques solares fotovoltaicos, el parque eólico, las plantas de biomasa forestal, con la disminución de la emisión de gases tóxicos a la atmósfera.

Parque solar fotovoltaico Universidad y Parque eólico Los Canarreos en la Isla de la Juventud

La estrategia de desarrollo económico del país hasta el 2030 se va reactualizando con esos principios, por eso es imprescindible que el sistema de gobierno se mantenga sostenido en pilares como la innovación tecnológica, la ciencia y la protección del medio ambiente, en la capacitación de los recursos humanos en todos los ámbitos, en la dirección y evaluación colectiva de los procesos y sus resultados de forma crítica, práctica y creativa, paradigmas que han hecho posible “sobrepasar esta difícil situación con nuestros propios esfuerzos y nuestro propio talento”, al decir del Presidente cubano, quien además subrayó lo imprescindible de “seguir actualizando la Estrategia”, y hacerlo con resistencia creativa, con soluciones y transformaciones que respondan al socialismo, y sean concebidas desde la óptica marxista.

El Primer Secretario del Comité Central del PCC Miguel Díaz-Canel, ha sostenido en uno de sus Tuit, que “una buena parte de los proyectos de desarrollo local y de las Mypimes creadas apuestan por la sustentabilidad, el aprovechamiento de recursos, el cuidado del medio ambiente, el encadenamiento productivo y la economía circular”, la cual constituye una máxima expresión del encadenamiento y aprovechamiento de los recursos disponibles en un círculo “no vicioso”, y sí imprescindible en los tiempos que corren y los que están por venir.


Por Sergio I. Rivero y Abel Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *