mayo 21, 2024 ¿Quienes somos?

63 sonrisas para el programa de círculos infantiles en Cuba

En Cuba, desde hace 63 años, la atención educativa a la Primera Infancia, comprendida hasta los seis años, constituye una prioridad gubernamental

Los primeros círculos creados después del triunfo de la Revolución estuvieron integrados en gran medida por amas de casa y campesinas que iban a estudiar a La Habana. Además de otorgar trabajo a mujeres en situación de desventaja social, también sirvieron de abrigo para niños en la misma condición.

Hasta el primero de enero de 1959, en la isla apenas existían asilos para infantes y las llamadas Casas de Beneficencias, las cuales habitaban hijos de madres solteras, huérfanos y abandonados, y no poseían las condiciones necesarias para promover su desarrollo físico y mental.

Así, el 10 de abril de 1961, surgen por primera vez en Cuba estas importantes instituciones educacionales para los niños de 0 a 6 años. Estas instituciones se crearon para atender a los niños desde las edades más tempranas y lograr la incorporación de las mujeres al trabajo.

Su máximo impulsor fue el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien le dio la tarea a Vilma Espín casi inmediatamente después del triunfo revolucionario, al ella dirigir la Federación de Mujeres Cubanas, organización que gran apoyo brindó a tales instituciones.

Así nacieron los tres primeros: Ciro Frías, Fulgencio Oroz y Camilo Cienfuegos, situados en barrios muy pobres, en los municipios de Arroyo Naranjo, Diez de Octubre y Centro Habana, respectivamente. Luego surgieron otros tantos, hasta llegar hoy a la cifra actual de mil 85 instituciones, con una matrícula superior a los 134 000 niños y niñas de 1 a 6 años, lo cual representa alrededor del 18 % de la matrícula potencial en dicha edad.

En la actualidad el Ministerio de Educación trabaja en su Tercer Proceso de Perfeccionamiento, en el cual esta comprendida esta enseñanza que en el curso 2018-2019 se renombró Primera Infancia, antes Educación Prescolar. 

Psicólogos y pedagogos admiten que esta etapa resulta decisiva para el posterior desarrollo de la personalidad de los individuos, por eso resulta vital la atención constante por parte de todos los factores que en ella intervienen.  

El portal Cubaeduca (www.cubaeduca.cu) resalta que la enseñanza tiene como fin lograr el máximo desarrollo posible de los niños en las edades comprendidas de 0 a 6 años, lo cual incluye lo intelectual, lo afectivo-emocional, lo motriz, los valores, las actitudes, las formas de comportamiento y lo físico. 

Hoy los círculos infantiles, adscritos al Ministerio de Educación, no satisfacen toda la demanda de la población, pues además de los problemas constructivos afrontan déficit de personal, para lo cual se han tomado disímiles alternativas, como la formación de auxiliares pedagógicas con jóvenes egresadas de preuniversitario. 

Como obra genuina de la Revolución, estas instituciones llegaron para quedarse en abril de 1961, y mucho hay que agradecerles, ya que a pesar de los duros momentos vividos en el país no olvidemos el llamado período especial jamás cerraron sus puertas para educar a los niños desde las edades tempranas.  

Fundación de los círculos infantiles en Cuba


Por: Nelson Pérez

Fotos: Tomada de la Red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *