abril 14, 2024 ¿Quienes somos?

“Abdala”, en nombre de Cuba

En el aniversario 155 de la publicación de “Abdala

Estaba a punto de cumplir 16 años, cuando el 23 de enero de 1869 el adolescente José Martí publicara el poema dramático “Abdala” en la primera y única edición del periódico “La Patria Libre”, fundado por él junto a su amigo Fermín Valdés Domínguez, lograda en la imprenta y librería “El Iris”, situada en la habanera calle Obispo.

 “Patria Libre” fue dirigida por Martí, pero él no fue el autor del artículo que aparece sin firma en el fondo de la publicación.  Y es en las dos últimas páginas que reproduce  el poema dramático “Abdala”, donde alude ya de forma velada los acontecimientos que estaban ocurriendo en Cuba y el ánimo de los cubanos en relación con ellos. Es este el espacio propicio para dejar expuesto por vez primera su concepto de la patria:

“El amor, madre, a la patria, no es el amor ridículo a la tierra, ni a la yerba que pisan nuestras plantas, es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca.”

Ya es conocido que el día anterior se habían producido los acontecimientos del teatro Villanueva cuando al término de la presentación de la obra se escucharon gritos independentistas dándoles vivas a Céspedes y a Cuba. Soldados del Cuerpo de Voluntarios españoles comenzaron un intercambio de balas dentro y fuerza de la instalación que cobró la vida a varias personas y varios detenidos, entre ellos a Rafael María de Mendive, el maestro de Martí.

“Abdala” es una obra de teatro, primigenia en múltiples vertientes; es una suerte de revelación del camino que tomaría el ideario patriótico de un joven cubano que ya había demostrado su posición anticolonialista y libertaria en 1868 al escribir el soneto “10 de Octubre”, a raíz del alzamiento protagonizado por Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio Demajagua.

Ni el periódico La Patria Libre ni El Diablo Cojuelo, creado igualmente por Martí el 19 de enero de ese año, lograron sobrevivir a la primera tirada, por la represión de la metrópoli.

El nombre del protagonista, un héroe nacido en la lejana Nubia, sirve de título al poema y constituye un apelativo que marcó por siempre a los cubanos, que reverencian la memoria del Héroe Nacional del país. Una eficaz vacuna contra la COVID-19 lo tiene como estandarte sagrado, y al mismo tiempo homenaje.

Con esta obra también se inicia la creación literaria martiana de alto vuelo. Solo había publicado antes el mentado poema, corto, un claro manifiesto independentista y otro llamado “A Micaela”, del que se sabe muy poco.

Martí expone por primera vez en una obra literaria el valor de principios como el amor a la Patria y a la libertad, en la vida de un hombre. En el ímpetu juvenil y la lucha de Abdala todo el mundo reconoce ciertas virtudes que se fueron acrisolando en él bajo la influencia de su notable maestro Rafael María de Mendive, patriota intachable y preclaro.

La vida breve e intensa de José Martí, cuyo compromiso a favor de la independencia de la última colonia española del continente americano fue total, marcó la historia de Cuba. Catalizador de las fuerzas patrióticas, Martí consagró su existencia al advenimiento de una República libre y soberana, sacrificando su vida personal en nombre del interés superior de la nación y de la emancipación de todos los cubanos. Constructor del edificio nacional, es considerado el Apóstol de la libertad que, desde los primeros momentos, puso en guardia a su pueblo contra el peligro del dominio del país por los Estados Unidos.

Abdala, el poema épico dramático de José Martí


Por Redacción Web
Fotos: Tomadas de Internet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *