julio 14, 2024 ¿Quienes somos?

África en nosotros y nosotros en África

“Los internacionalistas cubanos hicieron una
contribución a la independencia, la libertad y la
justicia de África que no tiene paralelo por los
principios y el desinterés que la caracterizan.”

Nelson Mandela, 26 de julio de 1991.

África ha sido el continente más vilipendiado por los diferentes regímenes y países colonizadores a lo largo de su historia, pero paradójicamente, África es una importante parte del mundo, tiene mil millones de habitantes, y un potencial enorme en recursos naturales, lo cual explica la ambición de los poderosos por poseerla. África es un continente que tiene mucho qué decir al mundo, y una de ellas su historia verdadera, una parte de ella escrita con la ayuda de los cubanos.

Por todo lo que ha aportado a la humanidad y por lo mucho que tenemos que agradecerle incontables naciones en el orbe, se celebra universalmente   el Día de África. El origen de esta celebración se remonta al 25 de mayo del año 1963 cuando 32 líderes africanos se reunieron en Addis Abeba Capital de Etiopía,  para formar la Organización de la Unidad Africana (OUA), hoy Unión Africana (UA).

Pero es que África está en nosotros y nosotros en África, tanto como país y territorio insular cubano. Nuestra cultura se nutre también de la africana traída por los conquistadores a través de la desmedida y abusiva trata de esclavos. Así se desarrollaron nuestros ancestros, se produjo el lógico mestizaje y de ello nacieron negros y mestizos que hoy componen el crisol cromático de nuestra población con una fuerte incidencia en las costumbres y tradiciones, la cocina y el vestir: Todos llevamos en nuestra sangre un poco de África.

En África estuvieron los cubanos desde el año 1975 contribuyendo a la independencia del continente, primero en Angola, Etiopía, Namibia, la eliminación del Apartheith en Sudáfrica, en el enfrentamiento al antiguo Zaire, hoy República del Congo, y con su actuar contribuyó a lograr la tan esperada paz que acabara con la sumisión de esos países a sus antiguas metrópolis coloniales.

La Revolución cubana abrió nuevamente los brazos y el corazón al continente africano con el desarrollo de un programa sin precedente en la historia de la educación: La educación internacionalista en la Isla de la Juventud que inició el mes de octubre de 1977 hasta el hasta el 2008 que regresó a su país el último grupo de estudiantes Saharauis de aquí.

Esta majestuosa obra humana e internacionalista fue fruto del pensamiento y la obra de Fidel, que en múltiples ocasiones, acompañado por Jefes de Estado y altas personalidades del mundo, visitó y compartió con loa estudiantes en sus escuelas. Recordándolos, también estamos evocando al Comandante eterno, porque Fidel impulsó este proyecto para llegar a otras latitudes impensadas para desterrar la ignorancia, la incultura y el analfabetismo.

La práctica del internacionalismo como valor supremo, y la solidaridad, han constituido siempre de las cualidades más sobresalientes atesoradas por el pueblo cubano en su formación cultural y de principios, guardando un profundo respeto a sus culturas nacionales, religiones, idiosincrasia e idiomas o dialectos.

Uno de los ejemplos más significativos y humanos fue la llegada en 1980 de los niños huérfanos y sobrevivientes de la Masacre de Cassinga, en Namibia, a los que se les brindó un programa gratuito de atención y educación integrales.  Llegó primero un primer grupo de 600 niños  para estudiar y crecer en la Isla de la Juventud lejos de las bombas sudafricanas, los que se convirtieron en importantes huéspedes de la Revolución cubana. No hay otro país que haya abierto y escrito tan hermosa página en la historia.

Muchas son las familias y profesionales que tuvieron el privilegio de desempeñarse como profesores o trabajadores de las más de 30 escuelas internacionalistas que llegó a tener el programa con más de 36 mil estudiantes de diversos países, según cálculo.

Guardamos la experiencia, emociones y recuerdos de una de esas insignes maestras, Miriam Rodríguez Agüero, a la que todos llaman “Mamá África”. Cuando cuenta sus experiencias y vivencias le afloran las lágrimas por el amor mutuo que siempre se profesaron ella y sus estudiantes. Emocionante fue el momento del encuentro entre los estudiantes y sus antiguos maestros cuando se realizó en la Isla de la Juventud la celebración de los Aniversarios 40 y 45 del inicio del Programa de Educación Internacionalista, fueron días rebozados de amor y gratitud, de sentimiento revolucionario y agradecimiento mutuo.

Al cumplirse en este 2023 el aniversario 47 del inicio de ese histórico proyecto el 12 octubre, y en ocasión de celebrarse hoy 25 de mayo el Día de África, los cubanos sentimos la sana satisfacción de haber colocado nuestro granito de arena por la independencia y el desarrollo del Continente Negro, como lo hacemos hoy con la presencia de los médicos, la solidaridad en la educación en diferentes niveles, especialistas de la agricultura y las ciencias, además de sentir el sano orgullo de que nuestra cultura y costumbres también tengan el sello africano que legaron nuestros ancestros, como símbolo de que siempre África ha estado en nosotros y nosotros en África.


Por: Sergio I. Rivero Carrasco

Ilustración: Obras de Rafael M. Calvo González (portada) e imágenes tomadas de Internet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *