abril 19, 2024 ¿Quienes somos?

“Bancarización para crecer”

Según se apuntó en reunión del Consejo de Ministros, el importante tema de la bancarización es considerado como una estrategia necesaria, moderna que beneficiará a la mayoría de la población, lo cual justifica los esfuerzos que en la actualidad realiza el país en condiciones difíciles para llevarlo a vías de hecho, conscientes además, de que beneficiará a la economía del país y contribuirá a sanear las finanzas internas, afectadas precisamente por la ocurrencia de ilegalidades en el manejo del efectivo.

Recordemos que la bancarización consiste en la formalización de los flujos que tienen los entes que participan en un proceso económico financiero; es decir, si usted va al banco necesita de una cuenta para a través de ella legalizar, canalizar o realizar un grupo de operaciones necesarias, y según los expertos, al iniciar este proceso en Cuba existían, solo de personas naturales, cerca de 15 millones de cuentas de diferentes tipos, y se realizaban unas 10 millones  de acciones electrónicas, con un nivel de bancarización que oscila entre medio y alto, con diferencia entre el nivel alcanzado por las diferentes provincias y el Municipio Especial Isla de la Juventud.

Otro elemento base es que el 60 % de los pensionados disponía de sus tarjetas magnéticas, pero el 40 % restante no estaba aún bancarizado; sin olvidar por supuesto las cuentas de las personas jurídicas, con las que ejecutan sus operaciones con el resto de los entes, ya sea en materia de negocios o de servicios, todo lo cual creaba un espectro difícil para encauzar el proceso de bancarización en Cuba, que además atraviesa por un proceso inflacionario elevado, una banca tradicional necesitada de una profunda transformación conceptual y estructural.

La implementación del programa para la bancarización en el país ha generado un grupo de medidas encaminadas a incentivar gradualmente el uso de los canales electrónicos de cobro y pago en todo el territorio nacional, lo cual ocasionó disímiles preocupaciones de la población sobre esas medidas, la primera de las cuales entró en vigor el 3 de agosto, dirigida a favorecer la extracción por las personas naturales de sus dineros en los cajeros automáticos, para lo cual se organizó un proceso de información y capacitación a los diferentes actores que intervenían, sobre todo a la población, que es en definitiva el actor principal.

Debemos considerar, amén de conveniencias e inconveniencias, que este proceso llevará al país hacia el avance definitivo del comercio electrónico, debido a que en estos tiempos se impone medir, con indicadores precisos, cuánto se ha avanzando en este sentido, qué servicios nuevos se prestan, cuáles organismos se suman y cómo interactúan en él.

A la altura de un trimestre de haber iniciado el proceso de bancarización. se han experimentado importantes avances en la implementación del comercio electrónico como uno de los aspectos básicos y la utilización de los diferentes canales de pago existentes como Transfermóvil y Enzona, no solo en la aplicación de estas medidas establecidas en el programa que son objetivas y prácticas, sino en el aspecto subjetivo, en la comprensión de las personas, incluso los adultos mayores, que en una buena parte evalúan como positivo y necesario este proceso, a la vez que les complacen las facilidades que le aporta para realizar el pago de diferentes servicios desde los propios hogares.

No obstante, la mayor preocupación se centra en los problemas que se han ocasionado con la existencia del efectivo en los cajeros  automáticos y las largas colas para la extracción del mismo, lo cual no ha tenido solución, aún con los esfuerzos y medidas adoptadas, además de otras referidas a muchas entidades estatales y no estatales que no “se han montado en este carro” con toda la responsabilidad y disciplina que exige, a pesar de que es una estrategia que lleva varios años de ejecución.

Lo más reciente aplicado para facilitar el proceso es la utilización del pago en línea con el Código QR de Transfermóvil, lo cual constituye un método que le permite a las personas  gestionar el cobro de cualquier servicio o producto con solo escanear un código QR generado por la plataforma; es un método que, a decir de los expertos, funciona en comercios tanto físicos como virtuales, lo cual evita a los clientes preocuparse por el uso del efectivo o de tarjetas, necesitando solo su teléfono celular con la aplicación de Transfermóvil.

La simplicidad es la clave del éxito de los códigos QR., y esa facilidad de uso es la que ha llevado a los códigos QR a convertirse progresivamente en una parte integral de la vida diaria de los cubanos a partir de ahora, aunque ya desde los años de auge de la pandemia, dado el encierro obligatorio que provocó a las personas que tenían que permanecer en sus viviendas, se produjo un incremento en la utilización de los canales de pago con un impacto positivo en el crecimiento del Comercio Electrónico del país.

A pesar de que la bancarización y la modernización  han sido una meta difícil para el sistema financiero cubano porque el gran y necesario salto que se debe lograr pasa por el nivel de preparación, de actitud y el cambio de esa banca tradicional existente en nuestro país, a una de nuevo tipo que se apoya en la tecnología y en la revisión constante de los procesos, pero si bien la parte tecnológica es muy importante lo que define todo es el capital humano.

Como bien ha apuntado el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel, “…entre las prioridades debe estar la atención a problemáticas como la inflación, la investigación de la pertinencia del empleo en el país de bloques de cadena y criptomonedas, y las vías para evadir el recrudecido bloqueo de Estados Unidos”.  

Los tiempos que corren son de implementación progresiva del proceso, de que cada una de las entidades estatales y no estatales cumplan con los encargos que tienen diseñados para dinamizar el comercio electrónico y así perfeccionar los canales de pago y muy crucial, resulta la capacitación progresiva del personal para lo que es necesario acudir, incluso, a la colaboración internacional, y que sean los jóvenes los que asuman un mayor protagonismo, lo cual ha tenido comprensión de la necesidad de aplicar en la banca un sistema de gestión basado en la ciencia y la innovación, pero debe avanzar todavía mucho en su implementación para lograr que el banco contribuya más al desarrollo económico y social del país y logren los resultados esperados en bien de la economía y la sociedad cubana, como un proceso imprescindible e impostergable para crecer.

Cuba: Acciones para incrementar la bancarización de operaciones financieras.


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *