abril 19, 2024 ¿Quienes somos?

¿Cómo funcionan los procesos de comercio electrónico y pago digital en la industria alimentaria y el comercio exterior?

El pago electrónico, tanto por código QR o por POS, se ha ido perfeccionando en este 2020. Foto: Abel Padrón/ Cubadebate.

Para conocer cómo se desarrollan los procesos de comercio electrónico y pago digital en los sectores de la industria alimentaria y el comercio exterior, se dialogó este martes en la Mesa Redonda con Alfredo Almeida, director general de Economía, Organización y Recursos Humanos del Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal); Erenis Beltrán, vicepresidenta del Grupo Empresarial de la Industria Pesquera y la Kenia Parra, directora general de Maquimport, del Ministerio de Comercio Exterior.

Sobre el avance de la transformación digital en la industria alimentaria, Alfredo Almeida señaló que desde hace varios años (desde 2018-2019), el Ministerio de Industria Alimentaria y sus instituciones dieron los primeros pasos en el comercio electrónico y pago digital, alineándose con normativas de otros organismos sobre el tema. “La bancarización ha venido a dinamizar ese proceso”, considera Almeida.

La industria alimentaria incluye empresas mixtas, estatales, empresas no estatales, entre otras. El Minal posee alrededor de 123 entidades del sistema y unas 700 unidades básicas, entre unidades empresariales de base y otras instituciones. Los productos y servicios que el organismo brinda están orientados a la canasta familiar normada, la cadena del turismo y consumo social, por tanto, todo lo que se aplica en materia de comercio electrónico y pago electrónico tiene que ser dirigido a estas actividades.

El Minal, como otras instituciones, implementa los pagos electrónicos. “En este período, el 63% de las entidades del sector pagan por tarjeta magnética, a unos 42 600 trabajadores. Todavía nos faltan alrededor de 27 000 trabajadores por cobrar por esta vía”, señaló Almeida.

De igual modo, un 78% de las unidades, como las pescaderías y panaderías, ejecutan la venta minorista.

“Todas tienen código QR. Ahora falta exigir que se use, porque aún es insuficiente el por ciento de operaciones que se cobran por ese mecanismo”, dijo el directivo.

En cuanto a las relaciones mayoristas, señaló que el 65% de las operaciones de cobro y el 67% de los pagos se ejecutan a través de los canales de pago electrónico.

A pesar de los avances, hay dificultades, como la insuficiente capacitación en el uso de la tecnología, tanto en trabajadores como en la población. Para paliarla, se diseñó un programa de capacitación y una campaña de comunicación, en aras de elevar la cultura financiera de las personas, explicó Almeida. También se refirió a los problemas de infraestructura tecnológica.

“Hoy no tenemos todos los códigos QR para la venta mayorista en todas nuestras unidades, hay un 70% de ellas pendiente de ese servicio”.

También se está estudiando la forma de incentivar los pagos minoristas, con bonificaciones para los que compren por canales electrónicos de pago y remuneración también para quienes venden.

En cuanto a las cajas extra, el Minal no tiene condiciones para desplegarlas en todos los municipios del país. Hay que tener en cuenta, entonces, las peculiaridades de cada territorio, y sus necesidades.

Almeida explicó que no basta con implementar el comercio electrónico, también hay que desarrollar indicadores que midan la eficiencia en su uso.

“Como organismo, la implementación de la bancarización nos da seguridad y transparencia en las transacciones, disminuyendo la utilización de los activos, siempre que sea posible. También facilita acortar las cadenas de impagos, tener las responsabilidades claras en caso de inconvenientes y contribuir al proceso de inclusión social que lleva a cabo el país”, enfatizó el directivo.

En un segundo momento del espacio televisivo, Erenis Beltrán Sariol, vicepresidenta del Grupo Empresarial de la Industria Pesquera del Ministerio de la Industria Alimentaria, recordó que atienden 30 empresas y 156 unidades empresariales. “La actividad extractiva es la de mayor peso entre las diez que realizamos, y aunque complejiza un poco el comercio electrónico no es imposible”, aseguró.

Cuando se creó el Grupo Empresarial de la pesca, acotó, al 21 por ciento de los trabajadores se les pagaba por tarjetas (2021).

Actualmente, el 43 % recibe sus salarios por esta vía.

“Un 46 % están en el cronograma de implementación para que se le aplique en el último trimestre del mes el pago por tarjeta”.

Por otro lado, aseguró, donde los ingresos lo permitan se va a aplicar el servicio de caja extra para que los trabajadores de la pesca y comunidades pesqueras tengan más facilidades para realizar operaciones.

“Hoy, de los más de 11 mil trabajadores que tenemos, un 11 % por las zonas donde viven si va a ser difícil que por el momento puedan acceder a los pagos electrónicos porque su zona no tiene cobertura, no hay cajeros, ni otro medio. Se está estudiando porque esos trabajadores también tienen derecho a los beneficios de la bancarización”, dijo Beltrán Sariol.

Por otro lado, de las 261 pescaderías y puntos de venta del Grupo, 194 tienen instalados los POS, otros con códigos QR y la mayoría acepta las pasarelas de pago Transfermóvil y EnZona.

“Tenemos que lograr que antes de que concluya el año el 100 por ciento de estas instalaciones acepten pagos electrónicos. Además, se está estudiando cómo aplicar un descuento para incentivar a la población”.

Bancarización en el comercio exterior

Sobre la inserción del comercio exterior cubano en el proceso de bancarización, Kenia Parra Hidalgo, directora general de Maquimport del Ministerio de Comercio Exterior, dijo que todas las transacciones que hoy realiza la empresa las hacen de manera digital, tanto para los servicios que brinda a las formas de gestión no estatal como para el sector estatal.

“Esas operaciones se realizan mediante las pasarelas de pago Transfermóvil y EnZona. Utilizamos habitualmente Metro en Línea, de Banco Metropolitano, y desde ahí realizamos los pagos de salarios y todo lo relacionado con los pagos de servicios, contribuciones e impuestos”, explicó la directiva quien aseguró que en Maquimport no se maneja efectivo en sus relaciones comerciales.

Asimismo, en su punto principal de venta que radica en 19 de Mayo y Ayestarán, tienen un POS habilitado para los clientes que deseen pagar por esa vía. “Queremos hacerlo extensivo a otros puntos de venta. Es un proceso paulatino pero se ven los avances en las 14 empresas del Grupo”

En video, Mesa Redonda


Tomado de Cubadebate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *