enero 31, 2023

Conoce sobre Wilfredo Lam a 120 años de su natalicio

Hoy se cumplen 120 años del natalicio de Wifredo Lam, el más universal de los pintores cubanos, quien introdujo la cultura negra en la pintura cubana y desarrolló una renovadora obra que integra elementos de origen africano y chino presentes en el païs.

Nació el 8 de diciembre de 1902 en un barrio humilde de Sagua la Grande, Villa Clara, hijo de un comerciante y escribano chino y de una mulata criolla, mezcla de sangre africana, española y aborigen.

Desde sus primeros años demostró inclinación hacia el dibujo y la pintura; el Museo de Historia de esa localidad atesora algunas de sus pinturas tempranas.

En 1920 matriculó en la Escuela Profesional de Pintura y Escultura San Alejandro, en La Habana, en la que realizó estudios hasta 1923.

Los retratos y paisajes que realizó entonces le abrieron las puertas de la Asociación de Pintores y Escultores de La Habana, en la cual ingresó en 1920, y de los Salones de Bellas Artes de esa institución.

En 1923 viajó a España para estudiar pintura como becario del ayuntamiento de Sagua la Grande. Estudió en la Academia de San Fernando de Madrid y recorrió diferentes sitios de la geografía peninsular.

Participó en la defensa de la República española, integró las brigadas artísticas internacionales y el sindicato de pintores de la Unión General de Trabajadores (UGT), para el que realizó carteles de propaganda durante la contienda.

En 1938 se trasladó a París, Francia, donde conoció al artista español Pablo Picasso, con quien sostuvo estrecha amistad. Este lo introdujo en el mundo artístico parisino, en el que intimó con André Breton -ideólogo del surrealismo-, Benjamín Péret, Pierre Loeb y reconocidos poetas y escritores europeos.

Los años posteriores a su regreso a Cuba en 1941 representaron el período decisivo en su carrera. Lam imprimió ciertos giros a la tradición pictórica euroccidental dentro de la cual se había formado, al crear nociones híbridas hasta entonces inéditas en la historia del arte.

Sus obras están en los principales museos de Europa, América y en otros continentes.

Entre sus principales obras se citan: "La jungla", "Malembo", "Canto a Camosis", "Presente eterno", "Escalopendre", "Arpas cardinales", "Flor luna", "Luz de arcilla", "Rumor de tierra", "La silla", entre otras.

Entre sus exposiciones se destacan: "First Papers of Surrealism en Nueva York", otra de surrealismo en París, en Praga, en Milán, y en el Instituto de Arte Moderno de Chicago, entre otras.

En 1981 le fue impuesta la Orden Félix Varela, la más alta distinción que en el terreno de la cultura confiere el Estado cubano.

Falleció el 11 de septiembre de 1982 en París. Por voluntad expresa, sus restos fueron trasladados a Cuba.

Su obra ha inspirado más de veinte monografías, poemas y cientos de ensayos, artículos, crónicas y reseñas, así como documentales, programas de radio y de televisión.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *