junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

De la Isla dela Juventud.

Faro de Carapachivey.

Faro de Carapachivey

La primera señal marítima que se levantó en Isla de Pinos fue el faro de Cabo Pepe, ubicado en la costa Sur de la ínsula y procede del plan de gobierno de Céspedes en 1928.

La torre era una armazón de esqueleto, provista de una instalación de acetileno y una caseta donde se hallaba una batería de 12 acumuladores. Era automático y sin vigilancia. Fue encendido en 1931.

Evidencias del  primer faro construido en Cabo Pepe.

Evidencias del  primer faro construido en Cabo Pepe.

En 1933, un enorme golpe de mar, producido por un ciclón, arrasó el Cabo y destruye la instalación aunque la torre quedó en tierra. De nuevo se instala sobre otra torre de 25 pies, una batería de 22 acumuladores para que el mar pasase por debajo y no lo destruyera.

El ciclón de 1944 derriba e inutiliza las dos torres y se decide entonces cambiar su emplazamiento y levantarlo al extremo SE de la entrada de Caleta de Carapachivey en las proximidades del anterior, 10 o 15 millas al Este.

Cinco años después volvió a renacer, más vigorosa, cilíndrica y de hormigón, pintada de rayas blancas y rojas. Con unos 27 metros de altura y bombillas incandescentes de 110v y una potencia de 11,000 bujías, su destello de luz alcanzaba las 16 millas de distancia. La torre estaba provista  de un generador de gasolina.

Cada dos meses el mecánico de mantenimiento la visitaba para revisarlo y recargar las baterías.

Vista del faro

Mayores exigencias lo hicieron insuficiente. Se reemplazó por una torre de 52 metros de altura, inaugurada el 11 de mayo de 1983, con un  foco luminoso situado a 56 metros sobre el nivel del mar. Destellos blancos repetidos cada 7 segundos y medios e intensidad de 46.368 candelas haciéndola visible a 29 millas de distancia.

En el 2010 nuevamente requirió de la restauración de paredes, escaleras, barandas y columnas. Además se colocaron nuevas puertas y ventanas y se construyó una nueva cúpula.

En la actualidad el faro tiene una altura de 60 metros sobre el nivel del mar, vital para la seguridad de la navegación por esta parte del mar Caribe. La farola situada en la cúpula del faro está equipada con nueva tecnología, cuenta con bombillas de alógeno que emiten una luz más clara, posee una potencia de 6*10^6 cd (es una de las unidades básicas del Sistema Internacional, de intensidad luminosa) y emite destellos cada 7.5 segundos posibles de captar a 17.5 millas a la redonda (algunos navegantes afirman que sus destellos pueden ser visibles hasta 27 millas). Por su posición geográfica y sus características técnicas el Faro Carapachibey es una señal de gran ayuda para todos los navegantes que utilizan esta importante ruta comercial que comprende la parte sur-suroeste del municipio especial Isla de la Juventud.

La importancia que posee este faro para la navegación en esta zona  del mundo lo convierte en un lugar extraordinario para el municipio, constituyendo uno de nuestros patrimonios edificados que ha evolucionado tecnológicamente durante su historia.

Además, Carapachivey es una zona que conserva un valioso tesoro aborigen y donde se han descubierto muchas piezas que confeccionaron y utilizaron las primeras culturas primitivas que se asentaron en este territorio. En el museo Municipal se atesoran morteros, dagas, anzuelos, raspadores, vasijas y otros instrumentos que guardan relación con  este y otros sitio donde vive aun la huella del indopinero.

Farola del faro

Por: Lic. Guillermo F. Maquintoche Vázquez.

Fotos: archivo personal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *