abril 21, 2024 ¿Quienes somos?

Día de Santa Bárbara

Cada 4 de diciembre se le rinde culto a Bárbara de Nicomedia, conocida como Santa Bárbara, una mártir cristiana que vivió en el siglo III, aunque comenzó a hacerse popular en el siglo IX.

Era hija de un hombre de tremendo mal genio llamado Dióscoro. Como no quería creer en los ídolos paganos de su padre, este la encerró en una torre que mandó a construir especialmente para ella, al cual le había colocado dos ventanas.

La santa mandó a los obreros a que añadieran una tercera ventana para acordarse de las Tres Divinas personas de la Santísima Trinidad.

Este acto enfureció más a su padre, quien permitió que la martirizaran cortándole la cabeza con una espada. Por eso Santa Bárbara es representada con una espada, con una palma (señal de que obtuvo la palma del martirio) y con una corona porque se ganó el reino de los cielos.

La tradición, en todas sus versiones, cuenta que cuando Dióscoro bajaba del monte donde habían matado a su hija, le cayó un rayo y lo mató. Por eso a Santa Bárbara le reza la gente para verse libre de los rayos de las tormentas, al mismo tiempo que también es considerada patrona de los mineros.

También todos los relatos coinciden en que lo último que santa Bárbara pidió a Dios antes de ser martirizada fue que bendijera y ayudara a todos los que recordaran su martirio. Fue precisamente este elemento el que permitió la asociación con la imagen de la deidad africana Shangó, guerrero y rey de la Religión Yoruba.

Shangó es el Orisha que gobierna los relámpagos, los truenos, el fuego, los tambores y la danza, siendo uno de los orishas del panteón afrocubano con más devoción y respeto por sus fieles.

Este sincretismo ha provocado que a Santa Bárbara se le represente de pie o montada a caballo con espada en la mano, porque es un orisha guerrero, al que de ofrenda se le brindan manzanas.

Junto a la Virgen de la Caridad del Cobre, la Virgen de Regla y San Lázaro, la imagen de Santa Bárbara es una de las más veneradas en Cuba.

Los creyentes cubanos hoy visten de rojo, para honrar la historia de esta santa, fuertemente ligada al devenir y la cultura cubana. La devoción de los fieles en la isla supera incluso el culto oficial que se le oficia dentro de la iglesia católica. En ello ha influido el sincretismo con Shangó, una de las principales deidades del panteón yoruba.


Por: Nelson Pérez

Fotos: Tomadas de la Red.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *