noviembre 28, 2022

El 12 de Octubre con múltiples aristas

De niño, recuerdo que en tercer grado la maestra Rosa Elena nos ponía a dibujar una bandera blanca con una cruz morada en el centro que según ella, simbolizaba el Día de la Raza que se conmemoraba cada 12 de octubre, porque ese día América había sido descubierta, mientras que con el paso de los años, y la profundización en el estudio de la historia ya supe que este día se produjo la “llegada” de Cristóbal Colón y los conquistadores españoles a las tierras americanas, los que zarparon de Europa rumbo a las Indias Occidentales pero llegaron a este continente; y si bien aparecieron los mapas, se conoció más de la ciencia y del mundo en que vivimos y apareció América, como representante del Nuevo Mundo, nada fue tan sencillo, noble y productivo.

Cuando se evalúan las nefastas consecuencias que tuvo para los pueblos americanos con variados niveles de desarrollo, incluso con prácticas de la escritura, agricultura, la cerámica, astronomía, incursiones en la medicina, la organización estadual, y hasta el cultivo de muchos productos agrícolas inexistentes en las tierras del llamado Viejo Mundo se ponen los pelos de punta y se aprieta el corazón porque los llamados “viajes” significaron la colonización y depredación de las culturas y los pueblos aborígenes, estableciendo códigos de razas que solo motivaron la explotación de unos hombres por otros en todas las latitudes.

En este 2022 cumple 530 años de producirse aquel acto primigenio, y nuestras tierras americanas continúan padeciendo en su mayoría de los males causados por ese “encuentro” con prominencia de las grandes diferencias y la explotación, el saqueo de recursos y la colonización cultural, quebrando el autóctono desarrollo de los que aquí vivían.

Definido primero entonces como «Descubrimiento de América», luego como «Día de la Raza», más tarde como «Encuentro de Culturas», para los españoles “Día de la Hispanidad”, la llegada de los hispánicos fue, para los pueblos originarios y para la historia universal, una conquista, una invasión, una masacre y el inicio de la “resistencia indígena” contra el invasor, acto noble que también le ha dado nombre.

Para nosotros, y por iniciativa del querido Presidente Chávez, este día se dedicará a conmemorar la resistencia de los nativos americanos contra los conquistadores, la cual fue elevada a tal nivel por el Presidente, que fue sancionada por la Asamblea Nacional de Venezuela mediante el decreto 2028 del 12 de octubre 2002. Por eso este día, nunca debió constituir una celebración y sí de condena, respeto  y homenaje a los más de 90 millones de nativos muertos junto a la destrucción de sus culturas provocados por ese horrible fenómeno, causante de grandes ruinas y saqueo de riquezas al continente convirtiéndose en un gran genocidio que nadie pagó después, por el contrario, el monstruo capitalista naciente se hizo más fuerte con las riquezas americanas.

Norteamérica no perdió tiempo y una vez más cayó con toda su fuerza sobre los pueblos del Sur, “echando sangre y lodo por todas partes”, tal como caracterizó Marx al capitalismo salvaje que ya sacaba sus garras en pleno período de surgimiento, y que hoy se recrudece con las recetas neoliberales que hacen a nuestros pueblos más pobres, mientras ellos son cada vez más ricos.

Tales razones indican que por muchas miradas que se puedan dar al 12 de octubre, según el prisma con que logre apreciarlo, nunca será de celebración para nosotros, por el contrario, es un día de resistencia, condena, exigencia y reclamo por el homicidio étnico y cultural americano en la historia universal.

Video relacionado

12 de octubre día de la Resistencia Indígena


Fuente: Sergio I. Rivero Carrasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *