abril 25, 2024 ¿Quienes somos?

Fidel es FIDEL

EN EL ANIVERSARIO 97 DEL NATALICIO DEL COMANDANTE EN JEFE ETERNO DE LA REVOLUCIÓN

Ninguno de los que hoy se han ganado los dólares despilfarrando improperios, maldiciendo a Fidel y a Cuba, esperando que el baño de sangre y la sublevación se produzca de un momento a otro, calculó la dimensión y eternidad de los principios e ideas cosechadas por nuestro Fidel.

No hay estadista, Presidente, diplomático o personalidad en el mundo que haya estado agredido, injuriado, despechado y sometido a una rigurosa vigilancia enemiga como el Comandante en Jefe. Comandante en Jefe, sí, porque aunque él no esté presente hace más de un lustro, a 97 años de haber nacido su dimensión y estirpe lo inmortalizan con esa condición: EL ETERNO COMANDANTE EN JEFE, FIDEL.

Y digo que es “FIDEL”, porque en su vida dio muestras de grandes virtudes y altura. Ninguno lo calculó, llevan más de seis décadas tratando de “adivinar” y especular todo en relación con él, y no pueden llegar a la verdad porque sus desvariadas cabezas solo dan para ambicionar y hacer el mal y no para sentir. Tampoco pensaron que de esta forma humilde, desde su inmensidad de R E V O L U C I O N A R I O, se iba a crecer y pronunciar por la renuncia de los cargos que lo acompañaron durante casi medio siglo para ser el eterno compañero de filas que en su inmensidad y eterna vida aún nos acompaña.

Tienen que reconocer que el factor sorpresa surtió efecto, se multiplicaron los caguairanes, se alistaron las armas, los cubanos se redimensionaron y no hubo el éxodo masivo hacia el Norte que tanto promovieron y esperaron en aquel agosto del 2006, pero sí se forjó una gran reafirmación de virtudes y conciencia, de amor y disposición, de solidaridad y humanidad.

El Comandante no se retiró en aquel momento, cambió de actividad. Entregó a otros revolucionarios la continuidad fidedigna de la Revolución, y alertó que ha sido la más asediada en la historia de la humanidad frente al enemigo más poderoso que país pequeño alguno pueda tener por más de 200 años.

Fidel es FIDEL, porque aún en los momentos más difíciles, en los que se debatía entre la vida y la muerte, supo dar lecciones de valor, entereza y confianza en el Partido, en el pueblo y en sus más cercanos cuadros.

Fidel es FIDEL, porque fue la espina más atravesada que han tenido los descendientes del Tío Sam desde mediados del pasado siglo cuando lideraba el movimiento estudiantil primero, y al pueblo después, en la lucha insurreccional y guerrillera que hizo posible el Triunfo del Primero de Enero de 1959.

Fidel es FIDEL, porque con su desaparición física, se dimensionó su estirpe y pensamiento, brotó de cada cubano la decisión de ser FIDEL, con una mezcla hermosa de lágrimas e hidalguía que hizo a los cubanos más fuertes manteniéndolo vivo en cada momento decisivo de nuestra existencia como nación y aprendiendo que cada día es decisivo en el quehacer de por la PATRIA.

Fidel es FIDEL porque forjó mucho amor por doquier, fraguó verdaderos hermanos y amigos, puso a Cuba en el mapa global por sus valores y heroísmo, e hizo que muchos en el mundo nos quisieran de verdad multiplicando su apoyo y solidaridad incondicional a esta tierra hermosa muy valiosa por la nobleza, laboriosidad y humanismo de sus hijos.

Y en este aniversario 97 de su natalicio,  Fidel continúa siendo por siempre FIDEL, porque ha sido el más corajudo frente a los yanquis y nos enseñó a enfrentarlos,  porque fue un luchador incansable por la libertad de su pueblo, de América y del Mundo, porque a él le debemos denominarnos hoy como “la Isla más joven del mundo”. Así el Comandante en Jefe seguirá guiando el camino de las ideas, alertándonos de las principales amenazas y convocándonos junto al Apóstol con su cortante verbo, que “morir por la Patria es vivir”.

Muchas razones a defender - Canción a Fidel Castro


Por: Sergio Rivero Carrasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *