mayo 25, 2024 ¿Quienes somos?

La Biblioteca Municipal Julio Antonio Mella es más que una inversión.

Por estos días hay mucho ajetreo en la Biblioteca Julio Antonio Mella. Pululan las personas, no precisamente para leer libros o documentarse acerca de algún tema, como debe ser común en ella, sino que el cemento en las cubetas es llevado de un sitio a otro, el sonido de las espátulas y carretillas el rodar de los andamios, junto al hablar constante en armonía con los golpes de mandarrias en paredes y techo, conforman una polifonía diferente al susurro cotidiano de los trabajadores de la Mipyme Constructor de Servicio General Sociedad Unipersonal de Responsabilidad Limitada (CSGA – SURL), por sus siglas. Encargados de ejecutar el mantenimiento al envejecido inmueble.

Y es que ella, pizpireta al fin rejuvenece, manos bondadosas de obreros junto a las de los trabajadores, se entregan en cada jornada para darle el esplendor de antaño porque el paso del tiempo es imperdonable. Esta primera fase de mantenimiento constructivo abarca la cubierta, las fachadas exteriores e interiores, algunos locales muy dañados por las filtraciones y la pintura general que es con lo que quedará hermosa y confortable para regocijo de sus trabajadores y de los usuarios de sus servicios.

La imagen refleja el mal estado constructivo en que se encontraba el inmueble antes de iniciar la inversión.

Los locales ya intervenidos, van quedando como nuevos.

Los locales ya intervenidos, van quedando como nuevos.

Ya está concluyendo esta primera fase y se pone todo el empeño por los obreros, técnicos e inversionistas para que prime la calidad y para ello entrevistamos a su directora Vilma Arcina Milanés:

“La biblioteca ya estaba presentando las filtraciones que provocaban también daños en la fachada, y en algunas áreas del centro como la Sala de Arte y el departamento de Extensión Bibliotecaria, ya tenían desprendimiento de algunas partes del techo, por lo cual peligraban los trabajadores que prestaban servicios, los usuarios y los fondos allí ubicados, por tanto había que preservarlos, y esos locales fueron evacuados. Son esas las que principalmente están sometidas a la reparación en estos momentos, junto al frente y el pasillo, incluidos en esta etapa.

“La reparación del inmueble trae múltiples beneficios porque en primera instancia, se preserva la salud y la vida de los trabajadores, se preservan y conservan los fondos bibliotecarios, para que puedan ser utilizados por los estudiantes y la población en general que reciben los servicios. Al concluir esta primera etapa en el edificio central, se comenzará a trabajar en el otro edificio para dejar apunto, rejuvenecido y hermoso todo el inmueble, como una de las acciones que desarrolla la Institución que forma parte del movimiento Sentir Pinero, por un 26 en el 24”.

Pero la biblioteca es mucho más que una inversión…

La Biblioteca municipal Julio Antonio Mella es una institución cultural fundada el 19 de enero de 1965. Antiguamente el edificio pertenecía a la sociedad de personas negras o mulatas llamado “Nuevo Progreso”, creada en 1936 pero no pudo ocupar de inicio ese inmueble porque aún no se había concluido su construcción, la cual aparece que fue alrededor de 1940. Era un centro cultural donde bailaban, leían, proyectaban películas y elegían a las reinas del año.

Poseía unos pocos ejemplares en los fondos bibliográficos y actualmente cuenta con un fondo 35 609 volúmenes, libros y folletos 35 004, y bibligrafía que forman parte de la Memoria Histórica del territorio pinero.

La Institución que tiene como objetivo promover el interés por la lectura, mediante diferentes tipos de actividades y brindar servicios con el patrimonio bibliográfico que posee, para elevar el nivel cultural y reafirmar la identidad local y nacional de la población. Trabaja por un proyecto de desarrollo cultural que hace que del gusto por la lectura nazca el amor por esta opción recreativa-cultural sana y útil.

Los objetivos se cumplen a través de la realización de múltiples acciones con una programación de actividades todo el año incluidas las promociones por redes sociales desarrolladas por las técnicas de la institución. La biblioteca se nutre fundamentalmente de las donaciones de escritores, particulares y de instituciones y del Depósito Legal que realiza el Centro Municipal del Libro y la Literatura.


Se realizan dos concursos, uno “Leer a Martí” para niños y jóvenes con carácter anual que se premia dentro de la Jornada de la Cultura Cubana,

El último sábado de cada mes la biblioteca es sede del espacio “El patio de los sueños”, con el objetivo de incentivar en los más pequeños de casa el hábito de la lectura.

 Como institución cultural, aporta sus áreas para la realización de actividades culturales y espacios fijos caracterizados por la promoción de la lectura, destacando el “Puertas al corazón” con especialistas del Centro de Salud Mental, la peña “Por los caminos de la historia” con la presenciada del historiador de la ciudad de Nueva Gerona Roberto Francisco Unger Pérez y sus invitados, la presencia de trovadores y escritores de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Además se desarrolla un trabajo conjunto con la Unión de Historiadores de Cuba(UNHIC).

También existen programas para niños en edad pre-escolar, escuelas primarias, secundarias, pre universitario, casa de los abuelos y círculos de abuelos, entre otros.

Como podemos apreciar cuánto aporta la buena calidad de esta inversión al desarrollo de la cultura, al bienestar de las personas que reciben sus servicios y a elevar el nivel de vida de  los pineros, que aún con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones que propicia el acceso a la lectura  cómodo desde un teléfono celular, muchos mantienen las ansias de manosear los libros sentir su olor, marcar sus páginas y llevarlo en el portafolio como el amigo que no le puede faltar.


Por Redacción Web e Iris González

Fotos: Iris González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *