abril 21, 2024 ¿Quienes somos?

En“La Plata” fue la primera victoria“

El combate de La Plata fue primera victoria del naciente Ejército Rebelde con su Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al frente, al decir del General de Ejército Raúl Castro Ruz, “se veían arder sobre los cuarteles de la opresión por las llamas de la libertad”, hecho muy recordado siempre por los combatientes que echaron rodilla en tierra para el desenlace triunfal.

Jóvenes con la patria en el corazón eran aquellos valientes, entre ellos Raúl,  que algunos hoy pueden narrar cómo le prendieron candela al cuartel, que era  la única casa que quedaba sin arder, y cómo después de colocar los heridos de la dictadura distantes del fuego, se marcharon, y podían apreciar desde lejos cómo se veían arder los cuarteles y aseveraron en aquella sublime ocasión que en esos mismos lugares donde ardían la ignominia y el terror enemigo, crecerían escuelas para los niños de la Sierra.

Era “La Plata un cuartelito situado en el pequeño llano costero cercano de la desembocadura del río La Plata y fue el lugar escogido por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, para realizar el 17 de enero de 1957, la primera acción ofensiva del Ejército Rebelde contra el ejército batistiano.

Como parte de la estrategia rebelde se proponían demostrar  que ese ataque no solo revelaría a Cuba la existencia de la guerrilla, y la falsedad de las versiones divulgadas por la dictadura acerca de la muerte de Fidel y el exterminio total de los expedicionarios del Granma, sino que fue decisivo porque demostró las posibilidades reales de la lucha guerrillera y el despertar del entusiasmo y apoyo del campesinado oprimido.

Decía el Che que en aquel momento  solo había veintitrés armas efectivas; nueve fusiles con mirilla telescópica, cinco semiautomáticos, cuatro de cerrojo, dos ametralladoras Thompson, dos pistolas ametralladoras y una escopeta calibre 16. Cuentan que al día siguiente, continuaron la marcha subiendo las empinadas lomas hasta terminar en el firme de la Maestra, donde establecieron un punto de observación desde donde, a través de la mirilla de su fusil, Fidel encontró la posición exacta del cuartel. Ese reconocimiento le fue muy útil para planificar el combate.

Sobre las dos de la madrugada del día 17 Fidel ordenó iniciar el avance final sobre el objetivo. Fueron 22 los soldados rebeldes que ocuparon sus posiciones para el ataque y sobre las 2:30 a.m. Fidel disparó una ráfaga de ametralladora contra la posta, la cual constituía la señal para iniciar el ataque.

Raúl, describió el combate de aquella madrugada en su diario de campaña:

“Sonó la ráfaga en esa dirección y cuestión de segundos después el estruendo fue infernal, teníamos orden de disparar cada uno 3 disparos y suspender el fuego, para conminarlos a rendirse. Algunos de nosotros improvisamos cortas arengas indicándoles que sus vidas serían respetadas, que solo queríamos las armas y que no fueran estúpidos, que mientras Batista y todos sus amigos politiqueros se enriquecían robando y sin riesgos de ninguna clase, ellos morían sin gloria alguna en la Sierra Maestra”.

Pero solo se oyó el silencio… Un rato después, los soldados del cuartel dejaron de disparar, lo cual significaba que las tropas rebeldes habían vencido. El combate duró aproximadamente media hora, sin bajas para la tropa rebelde mientras que el ejército batistiano tuvo cinco heridos y dos muertos.

¡Se había consumado LA PRIMERA VICTORIA!

Combate de La Plata: Primera victoria del naciente Ejército Rebelde en 1957


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Imágenes: Tomadas de la Red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *