abril 21, 2024 ¿Quienes somos?

Las mujeres cubanas: Empoderadas, valientes y virtuosas

EN EL ANIVERSARIO DE LA SEXAGENARIA ORGANIZACIÓN FEMENINA CUBANA

"Sin la mujer, la obra ingente de la Revolución no habría sido posible”.
Fidel

Es reconfortante apreciar cómo el Comandante en Jefe, en un momento tan prematuro como el 23 de agosto de 1960, vaticinó que la organización que se creaba, es decir la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), constituía “una revolución dentro de otra Revolución”. Y es que con preclaro pensamiento concibió el proceso emancipatorio de las féminas y el papel que debían desempeñar en la sociedad que se construía.

Con la experiencia aportada por el ejemplo de la mujer a lo largo de la historia Patria, y lo vivido en los años más recientes con su participación en el Ejército Rebelde y la lucha clandestina, en las organizaciones de más avanzado pensamiento y actividad en la época, capaces de entender y aplicar el precepto martiano de únete y vencerás, con protagónico ejemplo, es que se ratifica el carisma de la mujer cubana.

Fidel decía “A lo largo de estos años difíciles, no ha habido tarea económica, social y política, no ha habido logro científico, cultural y deportivo, no ha habido aporte a la defensa de nuestro suelo y de la soberanía de la Patria, que no haya contado con la presencia invariablemente entusiasta y patriótica de la mujer cubana. Nadie como ella ha hecho los mayores sacrificios en el periodo especial que estamos aún viviendo, ni se ha empinado tanto hasta convertir en hazaña el esfuerzo cotidiano."

Esa mujer es la que convive y comparten hoy también nuestro día a día en todos los rincones, procesos, sectores; es sostén armonioso en la familia y el barrio, es esa mujer honesta, honrada, justa, íntegra, ejemplar, ética, empoderada por su historia y las sólidas raíces aportadas por Mariana, Evangelina, Clodomira, Lydia, Celia, Melba, Haidée, Vilma…,  junto a muchas otras que antes y ahora ocupan cargos cimeros en la nación, la provincia, el municipio, el barrio, la escuela y la base; esa que lidera la educación, la salud pública, comparte la hegemonía en las investigaciones, la ciencia, la cultura y el deporte, la defensa, es esa que en cifra representa casi el  50 por ciento de la fuerza que ha hecho grande a esta Isla y también a su país. Es esa mujer empoderada, valiente y virtuosa que la Patria pondera en sus leyes y protege de todo mal para que avance victoriosa. No por azar fue concebido, aprobado y aplicado el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres como un eficaz e imprescindible mecanismo para promover la igualdad de género, aprobado por el Consejo de Ministros, con el cual se amplía el impacto decisivo de la Revolución en este ámbito.

Según ha expresado Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) el Programa… busca específicamente, “ lograr mayor sistematicidad por parte de los Organismos de la Administración Central del Estado, las instituciones... en el seguimiento a todos los asuntos, que involucran el desarrollo de las mujeres en la sociedad”, a la vez intensificar el desarrollo de políticas públicas y de fomentar la educación con enfoques de género en las familias y las comunidades. Además, con esa misma perspectiva, capacitar a los servidores públicos para lograr su adecuada proyección.

En en una ocasión como esta, en la cual pondera a la Federación de Mujeres Cubanas, resulta válido reconocer que este Programa de referencia tuvo antecedentes, como las leyes referidas al empleo, aun con la Revolución en ciernes; el reconocimiento, en el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, en 1975, de la plena igualdad de la mujer, así como la aprobación, en 1997, del Plan de Acción Nacional de Seguimiento a la iv Conferencia Mundial de la Mujer de Beijing, China.

Pero está claro para todos que el primer programa de igualdad que disfrutaron las mujeres cubanas fue, precisamente, la Revolución, ya que desde aquellos primeros años, luego del triunfo del Primero de Enero, hasta hoy, se han ido desbrozando y construyendo las sendas de la emancipación, con el propósito de lograr una participación consciente y protagónica de las mujeres en la vida económica, política y social del país, aunque aún queda mucho camino por recorrer para erradicar la violencia de género y las formas de discriminación, hasta posicionar en la conciencia de las personas los conceptos de la verdadera igualdad de género, en lo cual se desempeña la organización femenina con sus mujeres empoderadas, valientes y virtuosas.

Canción: Una mujer de nuestro tiempo, dedicada a las mujeres cubanas de Patria O Muerte!!


Por: Sergio I. Rivero Carrasco


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *