abril 14, 2024 ¿Quienes somos?

Los valores de la vida

 “Sólo se ve bien con el corazón;
lo esencial es invisible para los ojos.”

Antoine de Saint-Exupéry

A propósito del inicio del curso escolar hace pocas jornadas, y la nueva convivencia después de varios años de distanciamiento en jornadas docentes semipresenciales en una gran parte de los educandos, vale la pena reflexionar en algunos temas que ayudarían a lograr un desempeño y crecimiento espiritual más integral de los niños y jóvenes, en el que también influyen la familia, la escuela y la comunidad como factores esenciales.

A propósito de la familia, vale destacar que crecimos con el sano consejo de nuestros padres: “Nada debe cambiar el rumbo de tu vida ni cómo te comportes, solo es importante que sepas a qué quieres lograr y cuál es el camino más acertado y justo para alcanzarlo”. Muchas veces nos dejamos llevar más por los instintos que por las convicciones, y es cuando erramos sin proponérnoslo, y los valores creados se hacen añicos contra el camino escogido en la vida para transitar.

Hay sentimientos que se fomentan en los primeros años de vida con una adecuada conducción familiar, porque el ejemplo emanado de padres y familiares, es el que más tarde nos ayuda a elegir amigos y colectivos afines con nuestro modo de ser y de actuar. Por lógica, eso es lo que debe suceder, pero la práctica cotidiana nos alerta de una actuación diferente y distante entre la conducción primaria y el actuar cotidiano, muchas veces modificado por el entorno en el que nos desarrollamos, dígase vecinos, la escuela o la comunidad.

Nuestra vida como seres humanos, con una conducta bio-psico-social sometida a los constantes cambios internos y externos, es un poco como nos describía el Pequeño Príncipe residente en un planeta que no era exactamente la Tierra, pero con idénticas problemáticas que las nuestras, con todas las virtudes y defectos que amenazan al hombre como la prepotencia, la envidia, el odio, la maldad, el desinterés, la vagancia, la insolencia, el abuso, el exceso de lo material, dañando así la inocencia, la imaginación y los sueños que hacen muy grandes a los seres humanos.

Hoy nuestra sociedad reclama un cambio de actitud de nosotros hacia ella, fortalecidos por la tradición histórica y familiar, por los valores creados en la Revolución y sostenidos por la escuela, la familia y el empeño porque la comunidad se apropie de ellos; nos han llamado a pensar desde cada rincón, cómo podemos ayudar más al país: La dedicación al trabajo, el estudio, el sentimiento colectivo, borrar el desinterés, estimular la decencia, la amistad, solidaridad, el altruismo y la voluntad de continuar su desarrollo a pesar de la guerra de limitaciones y carencia que se nos hace. Son estas actitudes, valores y paradigmas que, como cubanos, debemos aprovechar.

Sería interesante compartir con ustedes los conceptos filosóficos de la vida del afamado político y luchador guerrillero uruguayo Pepe Mujica, candidato por el Partido Frente Amplio en las elecciones de octubre del 2009, resultando ganador en segunda vuelta y de hecho se convirtió en Presidente de la República de Uruguay entre el 1ro. de marzo del 2010 hasta el 2015. Ese cargo presidencial no le bastó para erigirse sobre los demás, fue el Presidente pobre más afamado de ese país con una filosofía de vida montada en los valores, que es precisamente lo que deseo compartir con ustedes a través del siguiente video.

El Valor De La Vida | La Filosofía De Pepe Mujica

La historia del día a día, el reconocimiento al descomunal esfuerzo desplegado por varias generaciones para tener hoy la tranquilidad y conquistas propias que disfrutamos a pesar del genocida bloqueo que hace más difícil la vida de los cubanos, nos llaman como decía el Principito, “a mirar con el corazón”, a lograr que cada día podamos evocar, abrazar y promover con orgullo los hermosos valores de la vida por los que luchamos.

Los 10 valores más importantes en el ser humano


Por: Sergio I. Rivero Carrasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *