julio 17, 2024 ¿Quienes somos?

Raúl Corrales, cronista gráfico de la Revolución

Al terminar el primer cuarto del siglo XX nace  el afamado fotógrafo y revolucionario Raúl Corrales Fornos, un día como hoy 29 de enero de 1925, de los que se cumplen hoy 99 años.

La fotografía fue para Corrales como su propia vida, su pasión, que hizo plasmar en la imagen lo que veía por el lente junto a lo que sentía en el corazón. Era Corrales una simbiosis perfecta de luz y sombra, de sentimiento y emoción; no por gusto fue el cronista gráfico de la Revolución. De manera muy personal pudo captar en sus imágenes la emotividad que emanaba de las transformaciones, la dimensión de sus héroes, la altura de la Revolución como hecho político, social e histórico.

En la etapa pre-revolucionaria Raúl expuso sus obras en diferentes galerías del país, donde obtuvo halagüeños resultados durante su trayectoria laboral y personal, pero en la Habana vendió frutas hasta que le avisaron de un empleo como mozo de limpieza en la Cuba Sono Film, una empresa del Partido Socialista Popular que daba servicios de fotografía y películas en actos políticos y sociales. Allí estaban Paco Altuna, José Tabío y dos fotógrafos de apellido Viñas, que mucho influyeron en él.

Haciendo un breve resumen de su trayectoria apreciamos que desde 1957 al 1958 fue director de fotografía de la Agencia publicitaria Siboney, y entre 1959 y 1961 el fotógrafo acompañante de Fidel, período  en el que también fue colaborador de revistas como Revolución e INRA. En el 1961, Corrales fue uno de los fundadores de la sección de fotografía de la naciente Unión de Escritores y Artistas de Cuba y desde 1964 a 1991, jefe de la sección microfilm y fotografía de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado.

Al decir del profesional del lente Roberto Chile, “Raúl Corrales no solo hizo historia, también hizo arte. No por azar fue el primer fotógrafo cubano distinguido con el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1996, después de haber recibido en 1988, la más alta condecoración del Estado cubano en la esfera de la cultura: la Orden Félix Varela, entre otras distinciones”.

Alberto Korda, otro imprescindible de la fotografía cubana, lo llamó “El Maestro”. Fueron compañeros y amigos durante años; primero en el empeño de perpetuar la naciente Revolución a través de la fotografía, y después, por los lazos que se forjan en la vida.

La Resolución Rectoral que confirió al Maestro de la fotografía Raúl Corrales Fornos la Orden Félix Varela, la más alta distinción recibida por él, fue propuesta “por su destacada labor como cronista de la Revolución y por contribuir con su talento al acervo cultural nacional mantenido por décadas con una gran labor durante su vida artística, reconocidas dentro y fuera Cuba”.

MUESTRARIO DE OBRAS DE RAÚL CORRALES

“Las botas del Mayoral” (1955)

“Pesadilla” (1959)

“Caballería” (1960)

“Che” (1959)

De la Serie “Girón” (1961)

“Fidel y Hemingway”

“Fidel en la Sierra Maestra” (1960)

“Primera Declaración de la Habana” (1961)

Por Redacción Web

Fotos Tomadas de Cubaperiodistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *