junio 20, 2024 ¿Quienes somos?

Saborit: Un cultor de la Revolución

Fue Campechuela, antigua provincia de Las Villas, hoy Villa Clara, el sitio en que la familia Saborit vio nacer a su hijo Eduardo el 14 de Mayo de 1911, que con la alegría del alumbramiento, llegaban como las primeras notas musicales que más tarde enlazaría para componer numerosas obras.

Eduardo Saborit entró por la puerta ancha de la música cubana dada su calidad y reflejo de la realidad circundante en sus composiciones; no por gusto se convierte en unpopular compositor, guitarrista y flautista cubano que incursionó en temas como el Triunfo de la Revolución, la Campaña de Alfabetización, la Lucha Contra Bandidos, la fundación de organizaciones en defensa de la Patria, entre otros, lo que de manera magistral dejó plasmado en su obra artístico musical. Desde joven mostró un carácter alegre y jovial, entusiasta y atento, sentía gran predilección por la música y su padre fue su primer maestro. Los amplios conocimientos musicales e interpretativos, logrados ya por estos años, hacen que Eduardo Saborit sea solicitado para actuar como guitarrista clásico en la ciudad de Santa Clara, es acogido en la Radioemisora Cadena Azul, se relaciona con destacadas personalidades de la música como Sindo Garay y Agustín Lara.

La radio emisora Cadena Azul traslada sus estudios para La Habana llevando a Eduardo Saborit como parte de su elenco. En la capital cubana siguió componiendo y realizando programas en la emisora CMQ, exponiendo su repertorio campesino.

Eduardo continuó laborando como músico y compositor. Se conoce que durante la II Guerra Mundial apoyó una convocatoria realizada para llevar la recreación artística a los soldados y así estuvo en varios puntos de Europa. Al regresar a la Patria, Saborit y su conjunto campesino realizaron una extensa gira por Cuba.

Al triunfo de la Revolución, en enero de 1959, Saborit se entrega en cuerpo y alma al proceso revolucionario y llevó al pentagrama distintos géneros y facetas de la vida como él sabía hacerlo: himnos, marchas y canciones que reflejaban el quehacer del pueblo.

Su cultura y personalidad trascienden el continente americano, visita de nuevo al continente europeo, ahora en otras condiciones como países socialistas a  Hungría y Alemania, así como FinlandiaEspañaFrancia y la antigua Unión Soviética.

Desempeñó un importante papel en la Campaña de Alfabetización como asesor, y su fiebre patriótica vibra con intensidad. Compuso la letra y la música del Himno de la Campaña y el de la brigada Conrado Benítez. Dejó, para la historia, además, la conmovedora canción Despertar, inspirada en el contenido de una carta enviada a Fidel por uno de los alfabetizados.

El 26 de enero de 1959 da a conocer su inmortal número ¨Conozca a Cuba primero y al extranjero después¨, que por el patriotismo y sentir hondo de su letra enciende el alma de los cubanos que la escuchan hace ya 65 años y trasciende; este número le valió ser condecorado con la Medalla de Oro de la Habana y por cuya composición jamás quiso cobrar un centavo.

Muy joven abandonó Saborit este mundo; el 5 de marzo de 1963, a la edad de 52 años, en plena madurez de su carrera musical y social, le sorprende la muerte como consecuencia de un infarto del miocardio. Con su deceso perdió la música y la Revolución uno de sus mejores cultores y más altos exponentes, que supo colocar su obra al servicio de la Patria.

Ramón Veloz y su familia: Conozca a Cuba primero y al extranjero después.


Por Sergio I. Rivero Carrasco

Fotos: Tomadas de la Red

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *