abril 17, 2024 ¿Quienes somos?

“Y el puente primero fue de madera”

Tomadas del perfil de Oliver Carralero

Los residentes en la Isla valoramos la utilidad del puente que hoy une la parte Este y Oeste de nueva Gerona, e hizo posible el incentivo a la actividad económica, la comunicación y el desarrollo del territorio pinero, pero no todos los actuales habitantes de aquí, incluso los foráneos que nos visitan, que este majestuoso puente sólido de hierro y concreto fue en sus inicios de madera, incluso, comparado con una gran balsa que transitaba de una orilla a otra del río Las Casas, más o menos por el mismo sitio donde hoy se encuentra el puente.

Les cuento que se ha transmitido por la tradición oral de persona a persona y además en lo que se ha escrito por investigadores e historiadores, que este puente allá por los años 27 del siglo XIX fue en sus inicios como una especie de plataforma flotante o patana esencialmente de madera, que servía para enlazar las dos orillas del río Las Casas entre el embarcadero de Sierra de Casas, que también era conocido por “las Guásimas” en Nueva Gerona, y el camino al poblado de Santa Fe, el cual fue una propuesta del teniente coronel y comandante militar de Isla de Pinos en aquella época, Clemente  Delgado y España.

A pesar de su utilidad, como respuesta al desarrollo de algunas producciones que necesitaban ser llevadas hasta los embarcaderos para su exportación, no se construyó  hasta 1851, pero decía que ese duró poco tiempo porque en 1866 fue arrastrado por las aguas y entonces, hasta  el año 1875 continuó realizándose mediante balsas de una ladera a la otra.

Su reconstrucción se tornó indispensable cuando Alejo Salas construyó el ingenio “La Esperanza” en las cercanías de playa Bibijagua y fue inminente entonces, la necesidad de comunicar por vía expedita esos puntos para hacer viable la transportación de las producciones de un extremo a otro.

Nuevos caminos, carreteras y puentes comenzaron a aparecer en esta época, teniendo a Gerona como centro principal. El Estado construyó la carretera entre Santa Fe y el muelle del Júcaro, de 8 kilómetros, la de Santa Fe a Nueva Gerona de 18 kilómetros; de Santa Fe a la Ceiba con 6 kilómetros, la vía de Nueva Gerona a Mc Kinley de 12 kilómetros y la de Columbia a Santa Fe de 11 kilómetros, todos sin asfaltar; todo ello motivado por la necesidad de hacer más viable la comunicación entre el extremo Este y Oeste de la capital pinera para dar respuesta a las necesidades del desarrollo socioeconómico que estaba teniendo lugar. Todo  lo  anterior dio la posibilidad de utilizar automóviles, carruajes y furgones entre ambos poblados, así como a otros del territorio.

Como podemos apreciar el puente de Nueva Gerona guarda una rica historia que lo hace significativo para la Isla, porque además de su utilidad económica, de mejoría de las comunicaciones entre un extremo y otro de la ciudad y de la Isla en cuestión, sirvió como punto de reunión de los patriotas pineros, tanto del 11 de enero como  el 26 de julio de 1896 para llevar a cabo el asalto al balandro “Margarita” como en la acción independentista del levantamiento de Nueva Gerona de 1896 liderado por Bruno Hernández al que se sumó un nutrido grupo de valerosos jóvenes con marcado sentimiento libertario.

Tomadas del perfil de Oliver Carralero

Con la llegada de los norteamericanos a la Isla, el desarrollo económico se enrumbó en función de sus intereses, y ya en pleno gobierno de Batista cuando se estableció la Zona Franca y Turística de Isla de Pinos, es que se impone la construcción del nuevo puente como parte del proyectoque demandaba una vía de comunicación más libre, además el resguardo de embarcaciones que salían  desde la Isla o arribaban a ella por el puerto principal en Nueva Gerona.

Ese puente-balsa originario de madera funcionó hasta que fue culminada su construcción del nuevo puente de hierro y concreto con báscula el 8 de enero de 1956 con la participación de constructores pineros dirigidos por el ingeniero cubano José Ramón Gómez, quien fue el proyectista principal y la maquinaria para subir y bajar el puente se construyó fuera del país.

El viejo puente tiene su historia económico-social y política en el proceso de desarrollo y consolidación de esta ínsula y de sus ansias independentistas desde la época de la Colonia.


Por: Sergio I. Rivero Carrasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados