julio 14, 2024 ¿Quienes somos?

Día de Acción Global para el acceso al Aborto Legal y Seguro

El 28 de septiembre se celebra el Día de Acción Global para el acceso al Aborto Legal y Seguro, con el fin de legalizar esta práctica y así evitar la muerte de muchas mujeres en el mundo a causa del aborto clandestino.

Esta iniciativa surgió en Argentina en 1990, en el ámbito del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, y después se extendió por todo el planeta, siendo celebrada por asociaciones feministas a nivel internacional.

La propuesta fue presentada por la delegación brasileña, que propuso la fecha del 28 de septiembre por ser el aniversario de la promulgación en Brasil de la Ley de Libertad de Vientres (1871) por la que se consideraron libres todos los hijos e hijas nacidos de mujeres esclavas.

Tengamos presente que el aborto es un procedimiento que se lleva a cabo con el fin de interrumpir un embarazo y que debe ser practicado antes de que el feto esté formado ya que puede representar un grave peligro para la madre.

El aborto puede deberse a causas naturales, es decir, que la mujer sufra la pérdida del futuro bebé de forma espontánea, pero también puede llevarse a cabo de forma inducida y para ello será necesaria la participación de médicos especialistas en la materia.

Esta práctica ha sido muy controvertida a través de toda la historia de la humanidad ya que encierra una serie de posturas y consideraciones que involucran temas relacionados con lo ético, lo religioso, lo moral, lo económico y lo social.

La cifra de abortos practicados cada año en los países latinoamericanos es realmente sorprendente. Se estima que la suma puede llegar a los cuatro millones o quizás más de todas las mujeres que son sometidas a esta práctica y donde un porcentaje bastante alto de ellas, mueren debido a los riesgos y complicaciones porque en su mayoría son realizadas de manera ilegal.

En África y Asia los decesos de mujeres jóvenes también es muy alta debido a la práctica de abortos no seguros. Muchas de ellas, sufren graves daños que pueden dejarlas con alguna discapacidad o con la imposibilidad de no volver a procrear.

Si se comparan estos datos con aquellos países donde el aborto ya está legalizado, se puede observar una notable diferencia en cuanto a la cantidad de muertes que deja un aborto clandestino. En algunos países de Europa, de cada diez abortos puestos en práctica, nueve no ponen en riesgo la vida de la mujer, mientras en aquellos que está prohibido y el procedimiento es clandestino, la madre termina falleciendo o sufriendo alguna secuela permanente.

Cuba fue el primer país de América Latina y el Caribe en despenalizar el aborto, y desde 1965 se creó la base legal para que pudiera realizarse en el marco del sistema nacional de Salud. Esta base se sustenta en tres principios fundamentales: la mujer es la que decide sobre su cuerpo y si llevará a término su embarazo; la interrupción voluntaria del embarazo se realizará en entornos de salud controlados y por personal especializado; y se realizará de forma totalmente gratuita.

Texto: Sergio Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *