julio 14, 2024 ¿Quienes somos?

Día Mundial de los Guardas Forestales

El 31 de julio se celebra el Día Mundial de los Guardas Forestales, también conocidos en otros países como rangers, guardafaunas, agentes forestales, guardaparques, entre otras denominaciones.

Es este un día para llamar a la reflexión acerca de la disciplina y capacidad de las personas para proteger el planeta verde, divulgar las políticas, normas y legislaciones vinculada al área protegida, bosque o parque nacional.

También es una ocasión propicia para incentivar en las personas la necesidad de adquirir sólidos conocimientos sobre el manejo de incendios, primeros auxilios, conocer e identificar las especies de flora y fauna de la zona en que residen, así como las especies en peligro de extinción.

Son muchas las agresiones a la conservación de los bosques motivadas por el cambio climático y la acción depredadora e inconsciente de los seres humanos, provocando grandes incendios que devastan miles de hectáreas de bosques cada año, incidiendo contra la buena salud humana y ambiental.

De ahí la gran importancia del papel que desempeñan los guardas forestales, son los protectores de los bosques y sus recursos, llevan sobre sus hombros la responsabilidad de mantener el equilibrio de los ecosistemas boscosos en armonía con la naturaleza y la salud de los seres humanos.

En Cuba, el 10 de abril de 1959 se aprobó la Ley No. 239, conocida como el Plan de Repoblación Forestal por el Ejército Rebelde, para que al propio tiempo que se realizara la Reforma Agraria, se planificara la recuperación, conservación, fomento y aprovechamiento de los recursos naturales renovables del país.

El Cuerpo de Guardabosques de Cuba, rectorado por el Ministerio del Interior, ya cumple 63 años de duro bregar, ha desempeñado un papel fundamental en la protección del medioambiente y ha dado un aporte indiscutible a la defensa, la seguridad del Estado y el orden interior, como vigía permanente del cumplimiento estricto del espíritu de aquella Ley revolucionaria y futurista.

Texto: Sergio Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *