julio 17, 2024 ¿Quienes somos?

Breve historia del cine en la Isla de la Juventud

Fachada  del cine teatro Victoria.



Próximamente se desarrollará en nuestro municipio la segunda edición del Festival Internacional de Cine  y Medio Ambiente del Caribe Isla Verde, promovido por el actor y director cubano Jorge Perugorría Rodríguez, quien obtuvo recientemente el Premio Nacional de Cine 2024, por la obra nacional e internacional reconocida a lo largo de su
trayectoria y por ser defensor de la cultura cubana. 
A raíz de este importante evento para el territorio pinero, dedicaré mis palabras a contarle una historia poco conocida del devenir del séptimo arte en la Isla de la Juventud.Se puede hablar de cine en Isla de Pinos desde las primeras décadas del siglo XX. Inicialmente, equipos móviles proyectaban las películas al aire libre, en las paredes de un edificio o lugares improvisados para ello, hasta que se fueron acondicionando locales más estables. La compañía del  empresario norteamericano Ira Bloch era la encargada del negocio allá por 1914. En agosto de ese año el semanario pinero “La Cotorra” anunciaba “una gran función cinematográfica” para recaudar fondos para la reedificación del cementerio de Columbia y apuntaba que el Cine Pinero continuaría  ofreciendo magníficas películas como la celebrada cinta “La Espía Rusa” en  su “cómodo y fresco salón” de Nueva Gerona. Para 1928 la West Indies Supply Company, radicada en Nueva Gerona, administraba diversos negocios y  dentro de ellos el del cine  en el teatro Fausto, ubicado en la calle Martí entre 22 y 24, donde  a finales de 1929 se exhibieron  las primeras películas sonoras que presenciaron los pineros en su territorio- “Showboat” y “Broadway”- pero desdichadamente el sonido no se percibió claramente. La compañía tenía  además  locales para  funciones de cine y teatro en   Santa Fe y Santa Bárbara, hoy La Demajagua.

Escena de  la película Showboat

El 4 de octubre de 1930 abrió sus puertas el  nuevo cine-teatro Rialto, de José Manent, con un equipo de sonido demostrativo, con  la proyección del filme musical “Paramount Parade” como su  atracción principal. Este fue el primer espectáculo realmente exitoso  de película sonora en Isla de Pinos.

La empresa de Bloch, asentada en Nueva Gerona  tuvo un gran éxito, el público colmaba las salas de cine deslumbrados por la novedad. Diversos filmes se exhibían, donde no faltaban las revistas musicales, los cómicos, los de acción,  los dramas amorosos,  noticieros y las comedias. Los mejores shows se obtenían en la Habana y los traían rápidamente al Rialto.

Rialto en sus primeros años.
Anuncio del film Broadway.

En ambos cines se presentaban obras  interpretadas por  actores extranjeros, cubanos y pineros. La Orquesta de Santa Fe daba conciertos para beneficio social.

Una muestra de estas actuaciones se puede ver cuando una noche de 1931, se  presentó, en el teatro Fausto el Minstels Show, que tuvo  45 personas en la producción, bajo la dirección del señor Will Carson, de Pittsburg y de Isla de Pinos.

Escena del negrito y el gallego

Mientras esto ocurría, se continuó proyectando  películas en otros lugares improvisados de Nueva Gerona a través del cine móvil. Su promotor era, Rafael Cepero, el cual en  un viejo fotingo trasladaba su equipo a los poblados de Santa Fe y Santa Bárbara.

El Roxi estaba en la segunda planta de este edificio ya inexistente

Este señor  estableció en  los altos de un edificio el cine “Roxi”, en la calle Martí, entre 22 y 24, en donde se exhibían, ya tarde en la noche, películas exclusivas para adultos, según la memoria de  los viejos  isleños.

El cine  Rialto, habilitado para teatro con un modesto escenario, tenía una amplia sala para el público. Poseía un segundo piso con asientos colocados al lado del proyector de películas, al cual se accedía por dos escaleras laterales. Las entradas costaban inicialmente a 5 centavos, luego a 10  y finalmente a 20. El último dueño fue Eleno Torres, quien lo compró en los años ´50  del pasado siglo a Armando Mateo.

El cine Victoria en  1967.

Allí se proyectaban películas y se escenificaban obras como del grupo de Enrique Arredondo y otros del patio. Lino Muños Riol lo mismo hacia de torero, cantante, bailarín que de negrito en las piezas de humor. También Orlando Núñez que desde niño estuvo vinculado al teatro actuó como mimo junto a otros en su escenario.

Una orquesta en plena actuación

La Isla ha sido por años un lugar muy atractivo para los realizadores cinematográficos, pues es un territorio que posee un maravilloso patrimonio natural. Hermosas  costas con sus playas, arrecifes, cuevas y una rica flora y fauna. También sus bosques, montañas y valles excepcionales, a lo que se suma   un notable  caudal histórico lleno de acontecimientos donde se mezcla la realidad y la mitología. Esta locación ha sido aprovechada por  muchos productores desde comienzos del siglo XX, fundamentalmente norteamericanos, como escenario para sus obras de aventuras, donde se destaca  la lucha del hombre contra la naturaleza, la piratería y las historias de  tesoros enterrados.



El Sur de la insula siempre resultó uno de los lugares escogidos, y el  poblado de Cocodrilo, antiguo Jacksonville, y sus alrededores fueron testigos de una producción cinematográfica, donde hacia el rol principal el actor Víctor Mature, acompañado por un grupo de estrellas del cine.

Durante la filmación.

En la realizada por los norteamericanos en 1956, trabajaron de una forma u otra descendientes caimaneros residentes  en el Sur: Henry Jackson Tatum, Urban Alfred Swaby Hydes  y Arnold Adolfo Fernández.

La filmación se inició en Punta del Este, donde algunos caimaneros trabajaron como personal de apoyo. Mister Root fue el ingeniero que inventó todos los mecanismos electrónicos para darles vida a los tiburones muertos que se utilizaban para las escenas dentro del mar. Su estreno tuvo lugar en el teatro Rialto de Nueva Gerona.

Propaganda de la película Costa de tiburones

Argumento de la cinta:

El comandante Ben Staves parte de una pequeña isla cercana a La Habana, para participar en un programa científico del Ejército que pretende encontrar un repelente de tiburones. Su ímpetu por finalizar con éxito el proyecto se debe a que perdió gran parte de sus compañeros durante la guerra a mano de los tiburones, cuando el barco en el que viajaban fue hundido por los japoneses. En contra del consejo del resto de participantes en el proyecto, decide probar él mismo la eficacia del repelente y sumergirse en aguas infestadas por tiburones.

Cartel de esta película.

En 1957 se había filmado la película “Isla del Tesoro”, donde sobresale la actuación del actor cubano Alejandro Lugo y seis años después  se realiza “El bautismo”, cuyo actor principal es el cubano Julito Martínez y donde  el pinero Orlando Núñez hizo el papel de monaguillo de la iglesia católica de Nueva Gerona.

Después de 1959, junto a la sede de la Dirección  Municipal de Cultura funcionó la subdelegación del ICAIC cuyo objetivo era la divulgación cinematográfica en el municipio. Esta comenzó sus labores de carácter voluntario en noviembre de 1961 y por entonces solo contaba con un equipo  Bell and Howell que fue sustituido por otros de procedencia rusa de 16 milímetros con dos Unidades Móviles, un equipo de grabación y un depósito de material fílmico bastante nutrido.

El cine Victoria en los años '80

En la Navidad de 1965, se inaugura el cine Caribe con la proyección de la película española La verbena de la paloma y años después al Rialto  se le renombró Victoria, un lugar de esparcimiento para la población, que con  tiempo fue deteriorándose por la falta de mantenimiento, las inclemencias de la naturaleza  y la desidia humana hasta que se cerró al público  en 1996. Así el Caribe obtuvo su protagonismo como cine y teatro hasta nuestros días.

Cine Caribe, recién inaugurado.

Notas curiosas:

  • En 1917 se produce un incendio en el Casino Español, situado en la calle 37, esquina a 26, (Actualmente la UNEAC) donde existía un cinematógrafo que daba funciones los domingos. El incidente es provocado por el mal manejo del combustible que se suministraba al aparato para que funcionara.
  • En la Sociedad Popular Pinera de Nueva Gerona, un cinematógrafo proyectaba películas desde comienzos del siglo XX.
  • Cuentan algunos pineros, que en una ocasión en que se exhibía una película del Oeste, en el reparto Pueblo Nuevo de Nueva Gerona uno de los “malos” estaba abusando de una joven doncella, y rápidamente un espectador sacó un machete y se abalanzó contra la pantalla para defender a la indefensa dama.
  • Existen testimonios de que el famoso actor estadounidense Errol Flynn caminó por las calles de Nueva Gerona, acompañado de su primera esposa Lily Damita, allá por los años  ´20 o´30 del pasado siglo.
  • En junio de 1959, el joven pinero, Rubén Piñero García sufrió una grave herida por  un disparo de  perdigones cuando estaba haciendo varias escenas durante la  filmación de una película en la zona de Cayo Potrero en  Santa Fe. El productor del filme era el estadounidense Allen Baron, quien al probar un arma que se utilizaría en una de las escenas,  esta se disparó accidentalmente alcanzando al joven.
  • Por la vieja carretera que comunicaba a Gerona con Santa Fe existía un Auto-Cine, cuya propietaria era Martha Jiménez Oropesa, nuestra querida Rita del programa radial Alegrías de Sobremesa.
  • El reparto Juan Delio Chacón se inauguró en 1965 con un cine que funcionó durante décadas y que  hoy permanece en ruinas.

 Algunos artistas de cine que han visitado a la Isla.

El periódico  Victoria refleja la visita de famosas
figuras del cine en los años ´80
Sydney Pollack. Famoso director de cine estadounidense. Se ha desempeñado en algunas películas como productor y actor.

Por: Lic. Guillermo F. Maquintoche Vázquez.

Fotos: archivo personal.

               

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *