noviembre 28, 2022

Día mundial de la adopción

El 9 de noviembre se celebra el día mundial de la adopción, en homenaje a un acto legal y de amor que permite dar a niños y jóvenes huérfanos una familia y un hogar.

Con la celebración de este día, se pretende crear conciencia y sensibilizar a la población mundial acerca de la importancia de la adopción, así como obtener los fondos necesarios para ayudar a las familias que atraviesan por este proceso jurídico.

De acuerdo con cifras estimadas por el Fondo de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), más de 150 millones de niños a nivel mundial necesitan un hogar. Se destaca la cantidad de adolescentes que no han sido acogidos o adoptados y que al cumplir los 18 años deben abandonar los centros de adopción y acogida, enfrentándose a la dura realidad de no haber podido pertenecer a una familia.

La creación de esta efeméride surgió en Los Ángeles, Estados Unidos, cuando un grupo de amigos discutía que no existía un día a nivel mundial para celebrar la adopción; es por ello que el fundador de la plataforma de crowdfunding Adopt Together, Hank Fortener, creó el #WorldAdoptionDay el 9 de noviembre de 2014, con la finalidad de celebrar la unión de nuevas familias.

Fortener es uno de los 3 hijos biológicos de una pareja que acogió a 36 niños y adoptó a otros 8, impulsándolo a crear este movimiento a partir de su propia experiencia personal y familiar.

Para la celebración de esta efeméride ideó el símbolo de una carita feliz pintada en la palma de la mano, que representa el significado de haber convivido en un hogar con hijos biológicos y adoptivos, rodeado de amor incondicional y alegrías.

La adopción es un acto legal mediante el cual se crea un vínculo filial por derecho entre una persona o familia, que acoge como hijo a una persona menor de edad que es hijo biológico de otros padres. Es una opción para aquellas parejas y personas solteras que no pueden tener hijos, o que simplemente desean dar amor y protección a menores de edad que no tienen un hogar.

En el caso de Cuba, el Código de las Familias, en su artículo 87, define la adopción como “una institución jurídica de protección familiar y social, de orden público, en función del interés superior de niñas, niños y adolescentes». Es una adopción plena que resulta irrevocable, porque esta es una institución que intenta parecerse a la procreación natural. Los hijos no se devuelven.

Con el nuevo Código de las Familias en Cuba la adopción abierta es la posibilidad de que se mantenga no ya vínculos jurídicos —porque se establecen con la familia adoptiva— sino de comunicación con la familia de origen, siempre que sea por el interés del menor, ya que la información es un derecho humano.

El fin último de la adopción es proporcionar a las personas adoptadas un hogar y una familia que les proporcione amor, cariño, seguridad y una buena educación. Es importante que los padres adoptivos integren el origen de los hijos adoptados en la historia familiar, brindándoles todo el apoyo emocional posible en el proceso de adaptación a su nueva familia.


Por: Sergio Rivero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados